Llámanos

(+57 - 8) 261-3838

Menú

El ABC de la Menopausia masculina

La menopausia masculina es el término comúnmente utilizado para referirse a la Andropausia, lo cual no es otra cosa que los cambios relacionados con la edad en los niveles de hormonas masculinas. Además el mismo grupo de síntomas es también conocida como la deficiencia de testosterona, la deficiencia de andrógenos y el hipogonadismo de inicio tardío. La menopausia masculina es considerada una desaceleración de la producción de testosterona en los hombres de 50 años o mayores y con frecuencia está relacionado con el hipogonadismo. En este articulo Droguerias Copifam te presenta el ABC de la menopausia masculina.

Para empezar reconociendo las causas de la Andropausia hay que subrayar que la testosterona es p
roducida en los testículos y que esta sustancia hace más por un hombre que la creencia de que su función radica exclusivamente en alimentar el apetito sexual. De hecho, la testosterona genera energia y cambios durante la pubertad física y mental, mantiene la masa muscular, regula el metabolismo, además de otras características evolutivas clave.

La menopausia masculina se diferencia de la menopausia femenina en que no todos los hombres la experimentan y también en que no incluye la inoperatividad de los órganos reproductores masculinos, aunque las complicaciones sexuales pueden surgir como síntomas de los niveles hormonales más bajos. Si bien la Organización Mundial de la Salud (OMS) no reconoce la menopausia masculina como una condición, unos cinco millones de hombres estadounidenses y cerca del 40% de hombres Colombianos mayores de 60 años no producen niveles adecuados de testosterona.

La menopausia masculina puede causar problemas físicos, sexuales y psicológicos, que suelen empeorar a medida que el hombre envejece. Los síntomas incluyen: depresión, insomnio o dificultad para dormir, aumento de la grasa corporal, masa muscular reducida, ginecomastia (desarrollo de senos), energía baja, sentimientos de debilidad física, disminución de la densidad ósea, disfunción eréctil, disminución de la libido, esterilidad, disminución de la motivación, autoconfianza rebajada, sentimientos de depresión o tristeza y/o dificultad para concentrarse. Los efectos adversos raros incluyen hinchazón de los pectorales o sensibilidad, disminución del tamaño de los testículos, pérdida de vello corporal y sofocos. Los niveles bajos de testosterona asociada con la menopausia masculina también se han relacionado con la osteoporosis, una condición en la cual los huesos se vuelven débiles y quebradizos. Estos síntomas atípicos, causados por niveles reducidos de testosterona, por lo general afectan a los hombres de la misma edad en que las mujeres entran en la menopausia. También cabe aclarar que no todos los hombres atraviesan por la Andropausia y aquellos que si la experimentan no necesariamente van a contar con todos los sintomas posibles, quizas solo experimenten algunos de ellos.

A menos que la menopausia masculina este causando graves dificultades o interrumpiendo con las actividades cotidianas, es probable pasar por el período de testosterona baja sin tratamiento y atribuírselo al proceso de envejecimiento (en aquellos casos en donde los sintomas son menores). El mayor obstáculo en el tratamiento de la menopausia masculina es probablemente hablar con el médico acerca de los síntomas, debido a que la mayoría de los hombres son a menudo tímidos para hablar de temas relacionados con sexualidad.

Tratar la depresión generada en la menopausia masculina puede crear un impacto significativo en la mejora de la condición y calidad de vida. El tratamiento puede incluir antidepresivos, terapia y cambios de estilo de vida. El tipo más común de tratamiento para la menopausia masculina es crear un estilo de vida más saludable. Ésto incluye: tener una dieta saludable, ejercicio regular, dormir lo suficiente y reducir el estrés. Estos consejos de salud benefician a todos los hombres, pero los síntomas que se experimentan en la menopausia masculina podría tener un cambio en su salud en general.

La terapia de reemplazo hormonal es otra opción de tratamiento, pero es muy controvertido. Al igual que los esteroides para mejorar el rendimiento, la testosterona sintética puede tener efectos secundarios dañinos, incluyendo el potencial de empeorar el cáncer de próstata. Si su médico le sugiere la terapia de reemplazo hormonal, se sugiere sopesar todos los aspectos positivos y negativos antes de tomar una decisión.

 

Comentarios

No hay comentarios aún

Posting comments after tres meses has been disabled.